Follow me :)

domingo, 6 de marzo de 2011

Háblame de ti.

Baje del avión, me dirigía hacía mi nueva casa, era la primera vez, que estaba. Por fin iba a cumplir mi sueño, poder estudiar en Paris.
Al llegar al apartamento, tire la maleta, saque todo, lo deje encima de la cama, era verano, saque la prenda más colorida, llamativa y veraniega que tuviera así fue, me puse un pantalón corto azul marino, con una camiseta de rayas azules marino.
Lo primero que quería hacer era visitar la Torre effiel, como no… Quien no quiere ir ahí.
Mientras iba hacía ahí,  no paraba de hacer fotos, la gente era muy amable y simpática todos me saludaban. Por fin al llegar el bus paro, yo baje corriendo y no, dios mío, me había chocado con un chico.
-Que torpe soy, discúlpeme.
-No importa.
Mientras recogía el bolso, el me ayudo.
Por fin, estaba enfrente de el mayor monumento, de los que hay en Europa, solo quería subir, y llegar al famoso restaurante.
Me senté en la mesa, situada al lado de la ventana veía todo Paris.
-¿Qué desea? Dijo el camarero.
 -Tomare un café, por favor.
Se hizo tarde después de haber estado por ahí, me fui a casa, mientras subía a mi apartamento, me encontré con el mismo chico que me había chocado, simplemente me salude con el.
Yo entre en mi apartamento, el en el suyo… Decidí ordenar la maleta y ponerlo en el armario, salí a la terraza, me asome, al lado estaba la terraza del chico, casualidad, el estaba ahí, fumando un cigarrillo, yo hice un pequeño ruido con la garganta, empecé a hablarle.
-Fumar es malo, no te lo recomiendo.
-Lo sé, se que es malo, es una mala costumbre que tengo.
-Bueno eso no es asunto mío, ¿Cómo te llamas? Todavía no lo se, y ya es la tercera vez que nos vemos.
-Me llamo Alan. ¿Tú?
-Me llamo Julia, bueno mi nombre no es francés no soy de aquí soy de España.
-¿Qué haces aquí? , Quiero decir para que vienes, estudiar, vivir…
-Vine aquí para estudiar la carrera de fotógrafa, si, aquí estaré viviendo hasta que termine.
-Vaya, que casualidad, estoy estudiando lo mismo, bueno me tengo que ir. Adiós, encantado de conocerte.
-Adiós.
Me fui a la cama, tenia sueño estaba cansada, aun con todo algo no me convencía de Alan, me parecía que escondía algo, era muy raro que en un día tres veces, me lo hubiera encontrado, pero no le voy a dar importancia.
Pi-Pi-Pi-Pi, No, ya son las ocho de la mañana, era el primer día de clase, no quería llegar tarde.
Al llegar a la clase, me esperaba que Alan estuviera, ya que me dijo que estudiaba lo mismo que yo, empecé a sospechar cada vez más.
La clase término, me gusto mucho, estaba orgullosa de mi misma, sabía que había elegido, algo me gustaba. Fui a casa, salí a  comer a la terraza no era un día muy caluroso, así que podía disfrutar de un día, oí un ruido sabia que era Alan no lo veía como si estuviera escondido. Comencé a hablarle:
-Se que estas ahí Alan, lo más seguro es que no me contestes, mira no se si eres la persona que dices ser pero me has mentido.
-¿Yo?, yo no te e mentido, y conocerte fue un error, quiero que me olvides, lo único que puedo hacer es meterte en problemas.
-Soy suficientemente mayorcita como para saber lo que tengo que hacer, además que mas te da a ti si quiero conocerte.
-Mira yo no quiero, no te voy a dar explicaciones del porque, pero quiero que me olvides.
Cerró la puerta y se fue.
Es curioso ayer era una persona muy simpática en fin… Como dije ayer algo me resulta extraño. Decidí investigar.
Al día siguiente al salir de clase, mire mi buzón tenía unas cartas, ¿pero? ¿Qué es esto? ¿Qué hace una carta de mi familia en el buzón de Alan? La cogí, si, se que estaba mal,  pero luego la iba a devolver. Subí corriendo a mi casa, por si venia y me veía con la carta, abrí y empecé a leer la carta, no me lo podía creer, había una foto mía junto con mi madre, en la carta decía que me protegiese y sobre todo que no me contara nada. PD: pronto os iré a visitar.
No me lo podía creer era mi hermano nunca me habían dicho nada, no paraba de hacerme preguntas ¿Quién sería el padre?, ¿Por qué me lo han ocultado?.
Baje y eche  la carta en su buzón, llama la puerta de Alan.
-¿Quién es? Dijo el.
- Soy Julia.
Me abrió la puerta le dije que si podía pasar, el me dijo que si, pero no estaba muy convencido, le pregunte si podía usar su ordenador para un trabajo, el me dijo que si, se tenia que ir, como podía confiar en mi, me dejo su ordenador, bien, había conseguido el ordenador. No lo necesitaba para ningún trabajo quería ver sus fotos y carpetas buscar información, pero no había nada, simplemente hablaba con mi madre con mi padre no, por lo que deduzco que ese hijo, no es de mi padre.
No sabía que hacer, me sentía engañada por mi madre. Alan volvió le devolví el ordenador. No sabia que hacer si hablar o no hablar con el.
Decidí hablar con el. Llame a su puerta le dije que si podía pasar de nuevo me dejo pasar.  Me senté en  una silla enfrente le dije ¿Háblame de ti?
Me empezó a contar que el también era Español, que tenía 23 años.
Le pregunte que si tenía hermanos me dijo que si una hermana pero sabía muy poco de ella, me entraron ganas de llorar de abrazarle con todas mis fuerzas, pero no me atrevía no tenía suficiente valor, me cayo una lagrima del ojo, me pregunto que por que estaba llorando yo lo dije que como no era posible que no me abrazara, el reacciono con una cara de susto.
Le pregunte, ¿Cómo has sido capaz de no abrazarme desde el primer día? , ¿Cómo le has permitido a nuestra madre que no me lo contaras? Todo eran preguntan y todas tenían una gran respuesta.
El me explico, que su padre era de una clase social alta, cuando me tuvieron la familia de mi padre no aceptaba a nuestra madre, no le permitieron que me vieran, pero siempre contacto con ella, mi padre nunca me lo negó. Desde que cumplí dieciocho años no parábamos de estar en contacto, no quería contarte nada, porque a lo mejor, contarte todo de repente, sería muy duro.
Por suerte al día siguiente nuestra madre, venia, le contamos todo. Se alegro, nos abrazo, aquel día no lo olvidare.

No hay comentarios:

Publicar un comentario